La Igualdad de Género.

La igualdad de género, es considerada como un principio fundamental, universal y constitucional que estipula la igualdad entre mujeres y  hombres, garantizándoles íntegramente todos sus derechos frente al estado y frente a la sociedad.

Este justo reconocimiento de los derechos femeninos, ha sido una conquista histórica de las mujeres en el mundo entero, lucha iniciada hace mas de 200 años, cuando un grupo de mujeres se opusieron en Francia, a decretos y leyes creadas por el parlamento de ese país, en el cual se establecía que las mujeres estaban obligadas a reconocer absoluta y completamente la superioridad del hombre como género dominante.

A través de la historia, han sido grandes los esfuerzos realizados en el mundo entero por conseguir la igualdad de derechos entre hombres y mujeres, tema que ha sido ampliamente discutido en diferentes instancias internacionales como la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la UNESCO, las cuales han sido artífices de que muchos países hayan incorporado en sus respectivas legislaciones, disposiciones y leyes especialmente elaboradas para proteger los derechos civiles de las mujeres.

En los últimos años, estas luchas se han mantenido activas, y han logrado avances significativos en las reivindicaciones sociales y políticas de las féminas, logrando que en el año 1979, la ONU haya aprobado con el apoyo irrestricto de 187 países miembros, “La Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer” (CEDAW), la cual inicia con una primera y única finalidad, eliminar efectivamente todas las formas de discriminación activas contra la mujer, obligando a los estados y países a reformar las leyes y constituciones internas existentes, y velando de manera efectiva que se le de fiel cumplimiento a todos y cada unos de los acuerdos que en esta se tomen.

Si bien se han producido grandes avances a nivel mundial con relación a la igualdad entre los géneros, y con todo el gran esfuerzo internacional que se ha generado con respecto a esta situación, las mujeres y niñas siguen siendo victimas de discriminación y violencia en muchos países del mundo.

Sobre todo en aquellos donde imperan gobiernos autoritarios y no democráticos como algunos países árabes, donde a las mujeres se les niega el derecho al estudio y al trabajo, y son tratadas como verdaderas esclavas, e inclusive llegando al grado de obligar a niñas de entre 10 y 16 años a servir como esposas a hombres mucho mayores que ellas situación considerada aberrante por la comunidad internacional, la cual clama por que se tomen acciones mas contundentes para acabar con esta atroz situación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *