El Feminismo como factor social

Hoy en día, existe una gran diversidad de modalidades, movimientos y partidos que permiten libremente la expresión individualista de todas las persona de una manera igualitaria, sin ser juzgadas por su sexo, o condición. Uno de estos importantes movimientos conocidos y exitosos mundialmente es el Feminismo, el cual abarca todo lo referente al entorno social y político de quienes deciden voluntariamente conformar dicho movimiento.

Podría afirmarse con certeza, que el objetivo principal de este movimiento político-social, no es mas que promover de manera activa la concientización acerca de los derechos igualitario de las mujeres, las cuales en muchas sociedades, aun son consideradas seres inferiores que no tienen los mismos derechos que los hombres, y son victimas frecuentes de la dominación, explotación y otras muchas injusticias.

Este movimiento, ha logrado despertar a través de su lucha, un verdadero sentimiento de unidad en el mundo entero, causando una verdadera revolución feminista, la cual ha sido capaz de exigir contundentemente una verdadera igualdad de genero como bastión fundamental de una sociedad verdadera, en donde todos por igual disfruten de los mismos derechos civiles y personales.

El Feminismo, tuvo sus primeras representaciones a finales del siglo “XVIII”, producto de pequeñas manifestaciones que se desarrollaban en algunas de las principales ciudades del mundo. Cabe resaltar, que al inicio de este movimiento aun no había adoptado un nombre como tal, no fue si no hasta años mas tarde cuando empezó a denominarse y conocerse en todos los ámbitos de la sociedad como “Feminismo”.

Nombre con el que empezó a conocerse en Francia en medio del movimiento revolucionario que trascendía en ese tiempo, y que se esparcía como polvo por todo el mundo, donde destacaban una gran cantidad de mujeres, quienes cansadas de las constantes violaciones de sus derechos por parte de las autoridades civiles y patronales de sus respectivos países, salieron a la calle pacíficamente como medida de presión, para que se empezaran a respetar y hacer valer sus derechos a la vida, a un trabajo digno, y a un trato igualitario con respecto a los hombres.

Hoy en día este movimiento ha cobrado mas fuerza que nunca, sustentado por la gran cantidad de mujeres que han logrado traspasar definitivamente las barreras de la desigualdad de genero a través de la superación personal y el estudio, y han alcanzado sitiales verdaderamente importantes en la sociedad actual, como por ejemplo la gran cantidad de presidentas mujeres que hay en el mundo entero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *